Una oportunidad para definir su patria

Una oportunidad para definir su patria

A través de obras de teatro, danza, fotografías, foros, talleres, música e instalaciones, colectivos culturales buscan fomentar una definición distinta de patria.

¿Qué es? ¿Cómo suena? ¿Qué me prohíbe? ¿A qué sabe? ¿Cómo la construimos? Son algunas preguntas en las que se basó el centro artístico Los Funámbulos, en asociación con la Red de Colectivos Culturales, para crear ¿En qué lugar está mi patria? “Este es un evento en el que se busca una visión de patria distinta”, afirma la organización Funámbulos. Las producciones artísticas que se presentan incluyen talleres, foros, muestras gastronómicas, teatro callejero, exposiciones fotográficas y la instalación de la artista Christine Specht.

Lo que motivó Specht a crear la obra fue una pregunta personal que le surgió, ya que, así como lo afirma, “nací en Suiza y Colombia, y viví muchos años en Colombia, soy colombiana también, entonces es como algo que me inquieta, de preguntarme a mí misma, ya que no sé bien en dónde está mi patria”.

“La instalación es un sitio en donde el visitante puede escuchar la lectura de textos inéditos y cuestionarse, desde su perspectiva, sobre lo que se suele llamar patria”, comenta Specht, directora y actriz suiza.

Los elementos que utiliza la artista hacen parte de la vida cotidiana y, a través de ellos, se busca que los espectadores mediten acerca de la situación del país y su pertenencia a él. Se pueden observar objetos como zapatos, vestidos, cuchillos, guantes y collares. “Fui recogiendo las cosas caminando, y cada una tiene un color de la bandera de Colombia, de ahí partí”, explica Specht.

Dentro de los temas que se tratan se encuentran la infancia, la naturaleza, la salud, y en particular la violencia, representada en un vestido de mujer con manchas de pintura roja. La música relajante ayuda a los espectadores a detenerse, reflexionar y pensar con calma acerca de su definición de patria.

“Este es un evento en donde más personas pueden proponer su definición de patria, ya que cada persona es un microuniverso”, comenta Specht, quien personalmente la define como un espacio en el que se siente bien, no solo con otras personas, sino con la naturaleza también.

Además de incluir objetos, durante la instalación se leen textos inéditos escritos por cualquier persona que desee compartir su visión de patria con el público. Uno de los lectores es Aaron Moreno, quien declamó un texto escrito por él mismo.

En la instalación, los asistentes pueden compartir textos, manifiestos, poemas u otros escritos en los que expresen su opinión personal acerca de patria. También pueden tratar aspectos que le preocupen acerca de la vida cotidiana.

En las otras producciones artísticas se presentan temas como el desplazamiento, la violencia y las experiencias. La instalación invita, acompañada de música relajante, a tomarse un minuto para reflexionar, definir su patria y buscar soluciones para ayudar a superar los problemas que se presentan en el país.

“La idea no es jugar con el tiempo, decir que empiezo, termino, aplaudo y me voy. Los espectadores pueden quedarse el tiempo que quieran en la instalación para reflexionar tranquilamente”, explica Specht.

La artista define su instalación como una propuesta en la que se busca que la gente se sienta bien, se tome tiempo y reflexione acerca de los problemas. También pretende que las personas se dejen inspirar para contribuir a la formación de patria que se quiere.

Colombia está en un problema existencial, qué hacemos, es algo angustioso, qué va a pasar? Con el proceso de paz los colombianos están a la expectativa de qué va a ocurrir, con la inmersión a la vida pública por parte de los miembros de las Farc, ¿cómo va a quedar la patria? Pero, así como lo afirma Specht, nunca muere esa esperanza de que se puede cambiar.

En el evento, se realizaron obras de teatro al aire puro, que tenían temas como por ejemplo el desplazamiento en Colombia. Después de verla, algunos espectadores se sintieron mal acerca de la situación del campesinado.

“Lo bonito de observar obras como estas es que te permiten transportarte a otros espacios y entender situaciones con las que no estás familiarizado, y que son de relevancia nacional”, comenta Wilson Medina, espectador de la obra.

No solo se presentaron obras de teatro e instalaciones, sino que también se realizaron grafitis con el tema de patria, y se vendieron alimentos en la cafetería de la corporación, relacionados con Colombia y su cultura.

Además de representaciones artísticas, se presentaron galerías fotográficas que hablan de la multiculturalidad colombiana y el entendimiento de los demás. Una de las galerías es la de la joven fotógrafa Alejandra Ipus, quien a través de sus fotografías describe el problema de los afrocolombianos en Colombia, y de cómo se han visto olvidados e invisibilizados.

Después de presenciar exposiciones artísticas en las que se habla acerca de los problemas que hay en Colombia, la instalación de Christine Specht invita a los espectadores a que reflexionen, redefinan su patria y piensen en opciones para mejorarla.

La Real Academia de la Lengua (RAE) define patria como “Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos”. No obstante esta no es la definición que se impone en la instalación, ya que cada persona puede definirla a su manera.

Hay espectadores que definen su patria como su propio cuerpo, otros como su espacio. Pero unos van más allá y hablan de su relación con las otras personas con las que habita en un espacio geográfico y se relacionan entre sí.

Los Funámbulos son un centro de experimentación artística dedicado a difundir y promover las artes. Se encuentra ubicado en el barrio Bosque Izquierda, y cuentan con un teatro llamado La Macarena, en donde presentan sus obras.

Artículo realizado por:

Alejandro Rivera Monsalve - Estudiante de Periodismo Universidad el Rosario / Publicado en Revista UR